La piña contiene bromelina o bromelaína, una enzima digestiva proteolítica con acción antiinflamatoria, digestiva, antitrombótica, inmunoestimulante, analgésica. Pero podemos decir que el fruto en sí tiene efecto estrogénico, antihelmíntico, diurético y antiviral.

Para poder aprovechar los beneficios de la bromelaína, la piña no se debe calentar o preparar a altas temperaturas porque se inactiva. Por eso es importante tomar siempre la piña natural para poder aprovechar sus bondades.

La piña nos ayuda a combatir la retención de líquidos gracias a su acción diurética.

Puede ser de utilidad para los casos de gota o ácido úrico alto.

La piña puede ser una de las frutas que se consuman dentro de una dieta saludable y variada basada en frutas y verduras frescas.