Por su efecto saciante, diurético y por ayudar a regular el tránsito intestinal, la piña es una fruta que puede ser muy beneficiosa en dietas de adelgazamiento.

El consumo de ananá mejora los casos de dermatitis.

Ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre (tiene acción antitrombótica).La piña natural tiene efecto antiinflamatorio.

La bromelaína inhibe la proliferación de células tumorales y tiene acción antimetastásica. En concreto, la piña puede inhibir la formación de nitrosaminas, una de las principales causas de cáncer de estómago.

Esta fruta tropical mejora las digestiones pesadas y lentas de los alimentos por ser estimulante de las secreciones gástricas.

La piña contribuye a una mejora de los síntomas de la artritis ósea y reumatoide.Alivia trastornos del sistema digestivo como diarrea, hinchazón o cólicos y de los riñones.

La piña es beneficiosa para prevenir la anemia ferropénica.Puede contribuir a expulsar parásitos gastrointestinales.